VisitAlgarve - Portal de Turismo do Algarve

Hablar algarvío

Igual que en otras regiones de Portugal, también en el Algarve los dichos, las expresiones y los acentos presentan diferencias muy marcadas con respecto al portugués estándar. Debido al prolongado aislamiento al que se vio sujeta esta tierra, las particularidades del habla algarvía son mayores. Conviene recordar que hasta hace menos de un siglo, las conexiones con el resto del país —excepto con el Bajo Alentejo— se realizaban casi exclusivamente por mar.

En ocasiones, la acusada individualidad del acento algarveño pone a prueba la comprensión de los que no están familiarizados. Esa aproximación forma parte del encanto y del placer de viajar, porque las palabras y los modos de hablar traducen la identidad y la herencia cultural de los pueblos y sus gentes.

El habla algarvía es mucho más que un acento, ya que refleja una manera de estar a través de sus dichos tradicionales, sus famosas y coloridas pragas (maldiciones), y la vivacidad y el ritmo de las conversaciones. Las pragas, por ejemplo, son irónicas, maliciosas y mordaces, y denotan superstición. Forman parte de la tradición oral —principalmente, en el litoral—, y siempre arrancan una sonrisa cómplice.

Todo ello es indisociable de la rica historia de esta región, que tiene en su lengua marcas de los árabes, del portugués arcaico, de neologismos y de la jerga de los marineros, señales que cambian según se está junto al mar, en los montes y sierras del Barlovento o más cerca de la frontera.

Se trata de una de las características más definitorias del Algarve: su acento y el habla divertidos, dicharacheros y llenos de humor, que reflejan esta tierra de sol y contrastes desde donde se partió hace siglos a descubrir el mundo, y que hoy abre sus brazos para recibir calurosamente a quienes la visitan.

Otros servicios y equipamientos

Agenda informativa

Suscríbase a nuestra agenda informativa para recibir con regularidad información sobre eventos en el Algarve.